Atelier

 

La leyenda

Sleipnir, el caballo gris de ocho patas, simboliza la unión de dos mundos, por eso lo hemos escogido como nuestro logotipo, representando para nosotros la fusión a través del Arte de Fotografía y Automóvil. Siguiendo con la imaginería nórdica, los berserkers eran guerreros míticos, capaces de entrar en un estado de éxtasis cuando entablaban combate. Eran temidos y respetados y su tenacidad era legendaria aun cuando los enemigos fuesen mucho más numerosos.

Los integrantes de Yggdrasil queremos inspirarnos en esa imagen imbuida de tenacidad y lucha, muy similar a la de tantas personas relacionadas con el mundo del automóvil: pilotos, mecánicos, diseñadores, ingenieros y amantes de un objeto único que cosecha admiración y rechazo desde que recorriera los primeros metros hace ahora más de 120 años.

 

Nuestra obra

En Yggdrasil consideramos que el Arte en todas sus expresiones es aquello capaz de despertar sentimientos y emociones sin que exista un motivo racional que lo justifique. A través de nuestra obra queremos ilustrar la idea de unificar a través del Arte los mundos de la fotografía y del automóvil; la fotografía como ciencia de la luz que moldea y cincela la superficie del automóvil, transformándolo en un conjunto armónico de volúmenes.

Nuestra propuesta artística consiste en trascender el concepto de fotografía tradicional, capturando no sólo el momento, sino la esencia del automóvil fotografiado, para luego plasmarla en el soporte óptimo de cara a transmitir los valores que los diseñadores, ingenieros, mecánicos y artesanos han reflejado en el automóvil.

 

 

“Considero que la fusión de fotografía y automóvil representa el vínculo que existe entre las formas del automóvil y sus esquemas mecánicos y ese algo intangible e inmaterial que toca el alma y la estremece, ese algo a lo que llamamos Arte.“
José Manuel Varela — Artista irracional

“Soy un fanático de los automóviles desde que tengo uso de razón. Me fascina plasmar en imágenes las formas y volúmenes que imprimen el carácter único a cada vehículo.“
Enrique Díaz — Artista fanático

“Un automóvil es un espejo gigante en el que se reflejan acontecimientos, vivencias, recuerdos y el paso de la historia. Es un icono indiscutible del siglo XX que sigue vivo y cuyo carácter merece ser conservado.“
Adrián Quinteiro — Artista conservador

“Elegancia, tradición y valores. Estas son las palabras que, a mi entender, mejor describen a ese tipo de automóviles que evocan épocas pasadas y que nos hablan de superación y de sacrificio.“
Alberto Grandal — Artista sacrificado